Pese cosechas cada vez mayores se liquidan menos divisas

07.04.2015 20:03

En catorce semanas las empresas exportadoras informaron un total de 3.407 millones de dólares, la cifra representa un 32% menos que el año pasado. Ello pese a la cosecha récord de soja en la campaña anterior y un nuevo cosechón que no bajaría de 58 millones de toneladas.

 
 
 
Mientras se espera que la cosecha de soja vuelva a batir un récord en la presente campaña con 58 millones de toneladas -unas 3 millones de toneladas más que el año pasado pese a las adversidades climáticas- los dólares siguen sin aparecer.
 
Este lunes los exportadores nucleados en Ciara CEC informaron que en las primeras 14 semanas de 2015 se realizaron liquidaciones por 3.407 millones de dólares, el 32,6% menos de lo que se había liquidado un año antes.
 
Pero el atraso de la liquidación en contraste con el mayor volumen de granos cosechados (este año Economía y Agricultura esperan un nuevo récord de 115 millones de toneladas) no se da solamente sobre los agrodólares liquidados en 2014.
 
El volumen de divisas informado por los exportadores es el más bajo hasta la fecha en los dos mandatos completos de Cristina Fernández de Kirchner. Para encontrar un monto más bajo en el informe histórico de Ciara CEC hay que remontarse hasta el año 2007, cuando aún gobernaba Néstor Kirchner.
 
Desde sectores cercanos al gobierno afirman que la escasa liquidación de dólares es fruto de la especulación de las grandes agroempresas que esperan una devaluación para licuar pérdidas por caída de precios internacionales, al no haber vendido soja en 2014 cuando los valores eran mucho más atractivos.
 
Desde el sector agropecuario, la dirigencia rechaza la posición y estiman que “en el campo no hay más de 3 o 4 millones de toneladas de soja” según indicó Egidio Mailland presidente de Coninagro. Otros analistas privados coinciden con ese stock que todavía permanece embolsado en los campos, pero otras fuentes privadas y oficiales calculan que resta vender más del doble: entre 6 y 8 millones de toneladas.
 
El caso es que en abril debería arribar la nueva cosecha de soja que será un 5 o 6% superior a la del año pasado, aún con los excesos hídricos, y debido a excelentes rindes que compensaron las pérdidas por inundaciones. 
 
A ello se suma que el tipo de cambio se eleva lentamente cada día, pero el dólar ilegal o blue continúa su tendencia hacia la baja, con precios de los cereales que no se espera que suban como en los años anteriores sino que se mantengan estables.

EL ENFITEUTA